Test del Árbol de Karl Koch: Si dibujas un árbol sabrás que padeces emocionalmente

Este test, ayuda a analizar tanto tu personalidad, sino también tus emociones. Es muy usado con niños pero también es una buena herramienta para autoanalizarte y llegar a conocerte mejor.

Este test, o prueba de Baum, lo creó el psicólogo Charles Koch en los años 50 pero aún hoy es muy usado. Es un test muy sencillo, ya que sólo se pide a la persona a la que se le hace, que dibuje un árbol con raíces, tronco y copa pero, a pesar de su sencillez, da una información muy interesante del aspecto emocional y luego, se compara el resultado con otras pruebas.

El doctor Koch, para diseñar su prueba, se basó en el simbolismo de los árboles, ya que tienen gran simbolismo mitológico y totémico y, dibujar un árbol, es como mostrar cómo te sientes en el interior.

¿Qué evalúa el test del Árbol de Koch?
Este test, da señales de cómo es la personalidad y muestra el estado emocional de la persona que lo realiza. Ayuda a ver cómo se encuentra la estabilidad de la persona, su sensibilidad y su fragilidad.

Hay algunas corrientes psicológicas que dicen que con esta prueba se puede ver la estructura de la psique y el contenido del subconsciente.

Esta prueba es muy efectiva para el diagnóstico de discapacidades cognitivas y principios de demencia.

¿Cómo se aplica?
Se puede hacer a cualquier persona a partir de 5-6 años, y el único requisito es que la persona tenga habilidad motora para dibujar.

Lo único que se necesita son unos folios en blanco, lápices de colores y goma de borrar. Se pide a la persona que dibuje un árbol con raíces, tronco, copa, ramas…

Si los pacientes son niños de 5-6 años, deben hacer dos dibujos. En el primero, se les indica que dibujen el árbol que quieran, como les guste. Luego, se les pide que hagan otro dibujo con un árbol diferente al que dibujaron antes. Se hará una mejor evaluación ya que se dispone de dos dibujos.

El tiempo a emplear es entre 10-30 minutos, depende de lo que necesite cada persona.

¿Cómo se analiza el test del Árbol?
Hay que tener en cuenta cosas diferentes.

Suelo
Si no hay una línea en el suelo o raíces, indica inestabilidad emocional y personal.

Si hay unas raíces desproporcionadas, y tienen forma de rayos, puede indicar problemas emocionales, rabia, desarraigo.

Tronco
Si es tronco es delgado, la persona es muy sensible, aunque también puede indicar tensión, o factores externos que alteran la calma y el bienestar.

Si el tronco es muy ancho, la persona es impetuosa, muy emotiva y con poco autocontrol.

Si el tronco es normal, hay equilibrio interior.

Si el tronco está hecho con líneas rectas, la persona es muy correcta en el trato.

Si tiene líneas onduladas, es una persona sociable y dulce.

Si hay huevos, tachones, puntas, indica miedos, traumas y emociones reprimidas.

La copa
Las raíces y el tronco muestran el interior y las emociones, mientras que en la copa se refleja la interacción con el mundo.

La copa pequeña indica inmadurez (los niños hasta 9 años siempre dibujan copas pequeñas).

La copa grande indica que la persona es muy fantasiosa y entusiasta.

Si el árbol no tiene copa puede indicar un posible problema en el desarrollo cognitivo.

La copa en espiral muestra a una persona comunicativa y delicada.
Si la copa en tiene forma de rayos o varas indica que se trata de una persona testaruda e impulsiva.

Copa con hojas indica a una persona avispada.

Copa con frutos muestra a una persona con objetivos y deseos que cumplir.

Cualquier otro elemento que pueda aparecer en el dibujo, ayuda a aportar datos sobre la persona que realiza el dibujo, y también es importante prestar atención a los colores usados.

Aunque es un test muy efectivo, debes tener en cuenta que, como te hemos dicho antes, hay que complementarlo con otras pruebas antes de dar un diagnóstico final.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *