9 cosas que a una mujer inteligente no le importan para ser feliz

Llega un momento en la vida en que una mujer deja de sentir presión social y comienza a actuar como ella misma, tal vez, en este punto de su vida es cuando la experiencia y la inteligencia se unen para darle paso a una libertad exquisita.

1. No le importa cuántos amigos tiene
Puede ser que una mujer inteligente no tenga cientos de amigos, pero los que tiene son realmente sinceros.

Para ella, la calidad importa más que la cantidad. Preferiría tener tres amigos que morirían por ella que treinta amigos que solo se mantienen en contacto cuando necesitan algo.

2. No le importa no tener pareja

De vez en cuando, se siente sola como cualquier otra persona, pero no es tan tonta como para creer que una relación resolverá todos sus problemas.

Ella sabe que el amor no es lo más importante en el universo. En ella aplica el dicho: Más vale sola que mal acompañada, y no necesita a otra persona para hacerla sentir completa porque ya lo es.

3. No le importa lastimar a las personas que la lastimaron primero

Ella es demasiado inteligente como para permitir que la pisoteen y que se aproveche de su amabilidad.

Si un hombre demuestra que es patán, ella lo saca inmediatamente de su mundo. Lo dejará, lo bloqueará y olvidará que existe, y ni siquiera se sentirá culpable por eso, porque sabe que está haciendo lo correcto por sí misma.

4. No le importa que la consideren poco agradable

Ella dice lo que piensa, es directa y defiende sus creencias. Nunca se censura a sí misma. Claro está que como todo ser humano también cambia su opinión, pero siempre tiene los argumentos suficientes para defender sus ideas.

Si eso la hace parecer poco agradable, está bien, porque eso significa que es auténtica y no aparenta ser lo que los demás esperan de ella.

5. No le agradan las personas dramáticas

Ella tiene suficiente estrés en su vida como para cargar con los problemas de personas que siempre hacen una tormenta en un vaso de agua. Prefiere alejarse de esas personas que sólo la contaminan y no le comparten algo productivo. Ella quiere paz y tranquilidad.

6. No le importan las conversaciones superficiales

Ella no habla de la vida de los demás, se aleja cuando alguien cercano comienza este tema. Si vas a comenzar una conversación con este tipo de mujer, ella preferirá hablar sobre algo más interesante, algo de lo que pueda debatir y aprender.

Ella no está interesada en la charla ociosa, ni en los chismes, ni mucho menos hablar mal de otras personas. Eso la aburre.

7. No se lamenta por una relación fallida

Cuando alguien la engaña o le miente o le rompe el corazón, ella no se culpa a sí misma. No se cuestiona qué hizo mal, simplemente se da cuenta de que el mal trato no tiene nada que ver con ella.

Se recupera pronto porque sabe que se merece algo mejor y que tiene que seguir adelante con su vida.

8. No le importan los roles de género

Si quiere convertirse en directora ejecutiva de una gran empresa, se convertirá en directora ejecutiva. Si ella quiere criar a tres hijos, ella criará a tres hijos. Si ella quiere hacer las dos cosas, ella hará las dos cosas. Ella sueña en grande y se esfuerza para alcanzar sus metas.

9. No le importa lo que hablan de ella

Ella sabe que solo una opinión importa, la suya. Podrías llamarla poco atractiva o poco interesante o poco inteligente y no le molestaría en lo absoluto.

Ella no es ingenua y sabe la verdad. Sabe que es una mujer fuerte y la opinión de los demás la tiene sin cuidado.