Esto es lo que más excit@ a los hombres antes y durante el s3x0

La satisfacción s3xual influye mucho en los métodos de excitación que ambos llevan a cabo durante el acto. Sin embargo, muchas mujeres no tienen idea de cómo estimular correctamente a un hombre antes del sexo para incentivar las llamas del amor.

Pero no te preocupes, hoy conocerás algunas infalibles maneras de hacerlo y no morir en el intento. ¿Estás lista para llevarlas a cabo? Pon atención a cada detalle para que logres que su sensibilidad aumente cada vez más y logres el objetivo deseado.

ESTIMULACIÓN EN SUS ZONAS ERÓGENAS
Debes tener en cuenta que no solo se trata de ir directo al grano. Es necesario recurrir a ciertos métodos para excitar a tu pareja. De esa manera, incentivarás el fuego durante la actividad sexual.

¿QUÉ DEBES ACARICIAR?
Sacro: el triángulo mágico

El sacro es ese pequeño triángulo al final de su médula espinal, más conocido como la parte baja de la espalda. Intenta acariciarlo o pasa tus dedos o uñas sobre él.

Puedes comenzar acariciando ligeramente la zona mientras lo besas apasionadamente. Una vez que notes que su respiración se agita, inmediatamente, haz que se ponga bocabajo para que pongas manos a la obra:

Besa su nunca con pequeños mordiscos, luego explora todo lo largo y ancho de su espalda hasta que llegues a este triángulo lleno de terminaciones nerviosas. Una vez estando ahí, es cuestión de creatividad sexual que se te venga a la mente.

Orejas, orejas

Esta es un área que muchas olvidan pero es una de las más sensibles en lo hombres. Para comenzar, puedes emitir palabras sensuales combinadas con ligeros gemidos. Eso es un buen comienzo para comenzar el juego de seducción.

Pero la protagonista en esta acción, será tu lengua. El buen uso de ella, hará que tu pareja explote de placer. Inicia dando pequeños besos en sus orejas junto con pequeños con mordiscos. A la par, dile lo mucho que lo deseas.

Los besos y en nunca y cuello, nunca fallan

A pesar de que aparentemente no lucen así, el cuello y la nuca son zonas muy sensibles del cuerpo. Tan solo el hecho de rozar con la yema de tus dedos o la punta de tu lengua en esas zonas, harás que se le ponga la piel de gallina a tu pareja.

Si es posible, estimula tanto el cuello como la nunca al mismo tiempo. Por ejemplo, frotando ligeramente su cuello o mordisqueando un lóbulo de la oreja mientras también deslizas las manos hacia el sur.

Lo importante aquí es que eches a volar la imaginación. A algunos hombres les encanta cuando pasas suavemente tus dedos justo debajo de la línea del cabello mientras lo besas apasionadamente.

También puedes tocar suavemente con tus labios y lengua, su cuello y clavícula. Ten seguro que con eso, su excitación aumentará al por mayor.

Baile sensual

Hombres visuales, todo el mundo sabe eso. Y un baile cargado de coquetería y sensualidad, cautiva a cualquiera. Si lo unes con una linda lencería, encenderás sus deseos más profundos instantáneamente.

Abdominal bajo: su puerta al paraíso

Esta zona está entre la pelvis y el abdomen. Puedes sacar el mejor provecho de la sensibilidad de esta área, ya que conforme la sangre fluye hacia la pelvis, esta comienza a acumular la tensión sexual.

Para lograrlo, debes comenzar por con su ombligo. Mueve las manos hacia el sur. Pasea tu lengua desde los genitales hasta distintas áreas cercanas; luego vuelve al punto donde comenzaste y así sigue con el juego. Con ello, generarás tensión sexual en todo el cuerpo de tu pareja haciendo que sus erecciones se vuelvan más intensas.

El morbo de la ropa puesta

¿Quién dijo que hay que estar completamente desnudo para tener un encuentro sexual increíble? Hay hombres que les excita que dejes alguna prenda puesta. El hecho de que dejes algunas zonas cubiertas, incrementará su deseo por verte desnuda y aumentará su tensión sexual.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *