¿Te cuesta dejar la cama por la mañana? Hay muy buenas noticias para ti

Un reciente estudio científico señaló que las personas que suelen «luchar» con el despertador son más creativas, felices y tienen un mayor coeficiente intelectual que aquellas personas que consiguen saltar de la cama de primera.

Apagar el despertador es una señal de inteligencia.

Según el estudio, el ser humano actualmente está mejor adaptado para dormir en diferentes horarios, a diferencia de nuestros antepasados que se acostaban cuando empezaba a oscurecer y despertaban con la luz del día. La adaptación a la vida moderna, por lo tanto, es una señal de inteligencia excepcional, señala la investigación.

Según los autores del estudio, es necesario ser inteligente para manejar el tiempo de la siesta, ya que es una invención muy reciente. Además, otro factor intuitivo fue presentado como relevante: el aprendizaje en escuchar las necesidades de nuestro propio cuerpo en lugar de obedecer a las agujas de un reloj.

La capacidad de buscar nuestras pasiones y encontrar nuestras propias soluciones a los problemas, independientemente de una cuestión cronológica, nos haría más creativos, independientes y, por supuesto, felices. Así que si eres de los que no se llevan bien con el despertador, solo hay buenas noticias para ti.